Apnea del Sueño

La apnea del sueño es un desorden muy común y serio en el que la respiración se detiene por 10 segundos o más durante el sueño. Esto lleva a una mala oxigenación corporal causando que el paciente se despierte o interrumpa inconscientemente su ciclo de sueño (micro-despertares).

Este desorden puede ser de dos tipos:

  • Apnea obstructiva, la cual se produce cuando los músculos de la parte posterior de la garganta se relajan mientras dormimos. Esta situación puede reducir drásticamente nuestro nivel de oxígeno en la sangre. Al no respirar bien, despertamos de nuestro sueño por un breve momento en el que se vuelven abrir las vías respiratorias y regresa la respiración a la normalidad. Esto puede repetirse treinta veces por hora. Mientras esto sucede, producimos un ronquido o un sonido similar a la asfixia. El sueño irregular impide que logremos un sueño profundo, haciéndonos sentir fatigados durante el día.
  • Apnea central es menos común y se produce cuando el cerebro deja de transmitir señales a los músculos de la respiración.

Las causas de la apnea del sueño son diversas, pero en la mayoría de los casos está asociada con el exceso de peso/ obesidad. Teniendo un riesgo cuatro veces mayor de padecer Síndrome de Apneas que sus contrapartes de peso normal. Sin embargo, también existen características anatómicas, muchas de ellas hereditarias, como la estrechez de las vías respiratorias, el grosor del cuello, afro-descendencia, y ser del sexo masculino, siendo la prevalencia de 2 a 4 veces mayor en los hombres que en las mujeres.

Otros factores también incluyen el hipotiroidismo, alergias recurrentes, mujeres menopaúsicas y post-menopaúsicas, trastornos cardiacos, crecimiento excesivo o anormal de las amígdalas y/o adenoides (mayormente en niños) y otras condiciones médicas como el tabique desviado. Estos síntomas también se pueden manifestar en pacientes con artritis, Parkinson, Alzheimer, Síndrome Down, esclerosis múltiple, derrames cerebrales, tumores. Adicionalmente, el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol y el uso de sedantes están frecuentemente asociados con la apnea del sueño.

Otros factores de riesgo importantes que uno debe tener en cuenta son la Diabetes Mellitus y la Hipertensión Arterial


¿Cuáles son las complicaciones asociadas con la apnea del sueño?

  • Presión alta (hipertensión) – siendo tanto un factor de riesgo y una complicación
  • Diabetes
  • Insuficiencia cardiaca y arritmia
  • Liberación de hormonas del estrés
  • Hipotiroidismo
  • Otras: disfunción sexual, enfermedad cerebro vascular, trastornos endocrinos y metabólicos, déficits cognitivos


¿Cuáles son los síntomas asociados a la apnea del sueño?

Los síntomas más comunes que podrían estar asociados a la apnea del sueño son:

  • Despertar con dolor de garganta o garganta seca
  • Ronquidos
  • Despertarse con la sensación de ahogo o de respirar con la boca
  • Estar somnoliento o con poca energía durante el día
  • Estar somnoliento mientras conducimos
  • Dolores de cabeza en las mañanas
  • Sueño agitado o inquieto
  • Despertarse varias veces en la noche o insomnio
  • Falta de memoria, déficit de atención, cambios de temperamento y disminución del interés sexual

El tratamiento de la apnea del sueño - el cual incluye el control de los factores de riesgo, el uso de aparatos bucales o de presión de aire para mantener abierta las vías aéreas asegurando una buena oxigenación corporal - puede mejorar significativamente los signos y síntomas de este desorden, así como las complicaciones que surgen como consecuencia.

Aunque la cirugía sea parte del tratamiento de algunos de los pacientes con apnea (generalmente cuando es una alteración anatómica como por ejemplo: desviación del tabique, hipertrofia de cornetes, hipertrofia de las adenoides) es un tratamiento bajo el mando de otro especialista, donde el Dr. Camere los referirá de darse el caso.

Recuerda

Tener un sueño pleno y relajado es vital para mantener una salud óptima, tanto física como emocional. Descubre cómo hacerlo con nosotros, tu equipo de SOMNUS.