LA HIGIENE DEL SUEÑO PUEDE CAMBIAR TU VIDA Y ACÁ TE CONTAMOS POR QUÉ


La calidad de sueño es fundamental para llevar una calidad de vida adecuada y evitar diversos problemas de salud y aunque dormir bien es fundamental para la supervivencia del ser humano, muchas personas no le dan la importancia que amerita, pasando incluso años con malos hábitos de descanso.

La calidad de sueño es fundamental para llevar una calidad de vida adecuada y evitar diversos problemas de salud y aunque dormir bien es fundamental para la supervivencia del ser humano, muchas personas no le dan la importancia que amerita, pasando incluso años con malos hábitos de descanso.

Cuando no dormimos correctamente suceden muchas cosas en nuestro organismo que afectan tanto nuestra salud como nuestro estado de ánimo, pero si tienes malos hábitos para dormir existe algo que te puede ser muy útil para equilibrar nuevamente tu rutina nocturna y se llama higiene del sueño.

La higiene del sueño es la práctica que consiste en seguir ciertas recomendaciones y aplicarlas en nuestra rutina diaria para asegurar un sueño más descansado y efectivo que promueva el estado de alerta diurno y ayude a evitar ciertos trastornos del sueño. 

Cuando hablamos de trastornos del sueño, nos referimos a los que se pueden clasificar en cuatro grandes grupos:

1. trastornos con somnolencia diurna excesiva (narcolepsia, síndrome de apneas de sueño e hipersomnia idiopática)
2. trastornos con dificultad para conciliar y mantener el sueño o insomnio
3. trastornos con conductas anormales durante el sueño o parasomnias (sonambulismo, terrores nocturnos, pesadillas)
4. trastornos del ritmo sueño-vigilia.

Siendo de todos el más común y de mayor motivo de consulta el insomnio.

Debemos tomar en cuenta que la falta de sueño debilita el sistema inmune, haciéndonos más propensos a sufrir diversas enfermedades, ya que al bajar las defensas nuestro cuerpo está expuesto a contraer diversos tipos de infecciones, así que si estás presentando problemas para dormir y esto está afectando tu salud y cotidianidad, comenzar a aplicar las recomendaciones de la higiene del sueño puede ayudar mucho a recuperar el buen hábito de un descanso óptimo.

Las recomendaciones para lograr un descanso adecuado todos los días son:

  • Establece un horario regular para irte a dormir y despertarte.
  • Si tienes la costumbre de tomar siestas, no excederte de los 45 minutos de sueño diurno.
  • Evita la ingestión excesiva de alcohol 4 horas antes de acostarse, y evita fumar en horas cercanas a tu momento de descanso.
  • Evita la cafeína 6 horas antes de acostarse. Esto incluye café, té y muchos refrescos, así como chocolate.
  • Evita los alimentos pesados, picantes o azucarados 4 horas antes de acostarse. Un refrigerio ligero antes de acostarse es lo más recomendable.
  • Haz ejercicio regularmente, pero no justo antes de acostarse.
  • Usa ropa de cama cómoda y acogedora.
  • Encuentra una configuración de temperatura de sueño cómoda y mantén la habitación bien ventilada.
  • Bloquea todo el ruido que distrae y elimina la mayor cantidad de luz posible.

Recuerda que ante la presencia de algún problema para dormir lo mejor es contactar con un especialista. 
Somnus Neumología y Medicina Del Sueño



Atrás  Todas las noticias